EL OCTAVO DIA

Harry es un tipo normal. Muy normal. Encuenta a Georges en la carretera. "Yo mongólico", dice Georges. Harry quiere llevar a Georges a su casa. No puede librarse de él. Le ha tomado cariño. Estos dos hombres que no tienen nada en común se han hecho inseparables. Ya nada volverá a ser igual (afortunadamente para Harry).