OBESIDAD

Se que muchas personas podrían sentirse molestas al ver en una pagina de discapacidad un link acerca de la obesidad y pensaran “pero yo soy obeso pero no soy discapacitado” y es verdad, para ellos reitero que esta pagina se denominó www.ladiscapacidad.com como una excusa para congregar a la diversidad de formas de vida humana, además también se quiere hablar en esta pagina de las enfermedades que producen discapacidad.

La obesidad en sus casos más extremos produce discapacidad social, ya que muchas de las personas que sufren de problemas de obesidad severos se aíslan de la sociedad, por las burlas y los comentarios hirientes, las personas creen que ser una persona obesa es simplemente ser un descuidado con su salud, una persona sin voluntad, ociosa y despreocupada. En los colegios la vida de los niños obesos en ocasiones toma dimensiones insoportables, son la burla del salón, el centro de las criticas y comentarios crueles y no solo por parte de los compañeros también por parte de sus profesores o los familiares de los niños.También en los casos más extremos la obesidad produce discapacidad física, existen muchas personas que por la cantidad de sobrepeso que tienen, no pueden inclusive desplazarse dentro de su casa, tiene dificultades para realizar acciones sencillas como bañarse, cambiarse de zapatos, etc.. Algunos no pueden acceder a servicios básicos en los lugares donde residen, no caben en las sillas del avión o en las sillas de los cines y teatros, las camillas de los centros médicos no los resisten o no tienen el tamaño adecuado, no pueden subirse a autobuses, ni sentarse en las sillas del metro, esto también favorece el aislamiento social.

El culto a la belleza hace que cada día mas las personas valoren la delgadez extrema como una condición para ser lindo y aceptable, lo que produce un sentimiento de inconformidad con su propio cuerpo, por otro lado la vida moderna favorece el sedentarismo, no se tiene ni tiempo ni disposición de salir a realizar actividades al aire libre, además la disponibilidad de alimentos altos en calorías y bajos en calidad nutricional aumenta el problema, muchos niños piden a sus padres a edades muy tempranas que como regalo quisieran recibir una liposucción o by pass gástrico que le permita ser parecidos al modelo de belleza establecido y de esta manera ser aceptados.

Es alarmante como ha aumentado en los últimos años la cantidad de personas obesas no solo en países desarrollados sino también en países en vía de desarrollo, sin embargo aun las entidades de salud estatales no han tomado el interés necesario en establecer políticas tendientes a promover estilos de vida mas sano, las multinacionales de comidas rápidas se enriquecen más en detrimento de la salud de las personas. Los programas de salud no contemplan los procedimientos quirúrgicos para personas con obesidad mórbida pues los consideran estéticos, cuando en muchos casos estos son de importancia para la sobrevivencia del paciente.

Las personas con obesidad se encuentran con retos importantes en su vida; uno modificar sus hábitos de alimentación eso se debe dar por asesoría de nutricionista, implementar programas de ejercitación a largo plazo, es decir establecer actividad física a diario, recibir asesoría psicológica en caso de tener secuelas psicológicas en su autoestima, no aislarse sino buscar maneras de compensar las debilidades de su enfermedad con sus propias capacidades, el aislamiento produce depresión y se convierte en un circulo vicioso pues la persona deprimida, realiza menos ejercicio y consume mas alimentos, así se va convirtiendo en más crónica su situación. Acuda a centros especializados para combatir la obesidad de manera seria y responsable, no se automedique, elija una actividad física o deporte que le guste, con el cual se sienta bien, si el caso de obesidad es severo y se pone en riesgo su vida, evalúe la posibilidad de realizar una cirugía bariátrica también llamada by pass gástrico, no se deje vencer por la obesidad, ud. Tiene muchas formas de combatirla y mejorar su calidad de vida. Le invito a participar en los foros y expresar sus opiniones acerca de este articulo y manifestar como se vive con obesidad en su ciudad o lugar de residencia, además podrá conocer la forma de pensar de diversas personas.

Antes del by pass gástrico

Después del by pass gástrico

La Obesidad es un pecado



Desde que vengo trabajando con la Fundación, he sostenido que la obesidad está relacionada casi directamente con la discapacidad, pero en los últimos tiempos y con los últimos acontecimientos de mi vida, hay una frase que se me ha pegado en el alma y es que ser obeso es un pecado, porque al fin y al cabo nadie te critica por estar ciego, o ser sordo o estar en silla de ruedas, a nadie se le ocurriría decirte que es tu culpa, que te lo buscaste, sin embargo la persona gorda, lleva en si mismo en su físico, su pecado, su culpa y su perdición, el sábado pasado me realicé un by pass gástrico y cuando salí de la sala de cirugía me costaba sentirme feliz, obviamente los dolores eran impresionantes, pero psicológicamente buscaba en mi darme razones por las cuales perder peso me haría más feliz, y no podía concretar ninguna, solo pensaba en que ser gordo es un pecado y yo estaba pagando por mi pecado con ese dolor y lloré sin lágrimas con mucha tristeza, me sentía decepcionada, al haber que tenido que tomar esa decisión tan dura, tan drástica y con tantas implicaciones para mi vida, solo para quitarme el estigma de la gordura de mi cuerpo, solo para poder sentir al menos por una vez en mi vida lo que se siente ser delgado, el respeto que brindan las personas con cuerpos armónicos, para no sentir el rechazo abierto o encubierto a que todos los gordos del mundo nos vemos expuestos día a día.

El grupo de médicos que me operó lleva un record de más de 700 personas operadas de by pass gástrico, y sé que este año que las entidades prestadoras de salud se ven obligadas por ley a hacerlo, esa cifra se duplicará, así que más y mas gordos pagaremos por nuestros pecados en las salas de cirugía, buscando una oportunidad para ser felices, para ser sanos. La obesidad a mi parecer es un tema tan complejo, pues por una parte involucra una parte física, tu cuerpo expuesto a diversas enfermedades, pero la parte más dolorosa de la obesidad es el rechazo social, es la burla que hacen los amigos y la saña de los no tan amigos, hace algunos años le pregunté a un amiguito que tenía algunos kilos de más, que quisiera que sus papás le regalaran de cumpleaños y sin pensarlo dos veces me dijo una liposucción y pensé en lo mucho que sufriría el con el maltrato de sus compañeros para desear ésta, como un descanso a su inconformidad, cada día nos atrevemos a hacer cosas más arriesgadas por cumplir con los estándares de belleza, cuando en realidad necesitamos trabajar por ser más tolerantes, más sensibles y más conscientes de la realidad de los otros, o en el futuro terminaremos siendo hombres y mujeres reformados, transformados, como hombres y mujeres biónicos, aún es muy pronto para saber si mi by pass además de mejorar mi salud mejorará mi vida, obviamente espero que así sea, quiero compartir este escrito que realicé hace unos meses atrás cuando visité a una familia y donde me sentí tan discriminada por mi obesidad que me llevó a escribirlo:

Hace un tiempo escuché en un programa de radio a una señora que está en silla de ruedas, que hace unos días olvido que no podía caminar y pensaba que yo también casi siempre olvido que estoy gorda, muchas veces me pasa cuando hago el amor y siento que mi pareja desea mi cuerpo igual que desearía a cualquier vedette, muchas veces me pasa cuando uso la ropa que me gusta, cuando estoy sana y camino todo lo que deseo, cuando me paro en una conferencia y hablo del tema que más me gusta, cuando me miro al espejo y veo la mujer que soy y a quien quiero, cuando uso mi vestido de baño y entro a la piscina y disfruto del agua como cualquier persona lo haría, cuando los hombres me coquetean y me desean, cuando veo la admiración en la gente que ve mi trabajo y me valora, cuando se que las personas somos valiosas que no importa que tan diferentes seamos somos importantes, e interesantes en nuestras diferencias y en nuestras semejanzas pero también muchas veces recuerdo mis kilos de más, cuando me encuentro envuelta en charlas sin fin de mujeres gordas y flacas obsesionadas por las calorías, las dietas, mujeres que comen más que yo pero que se la pasan diciendo que se están cuidando como nunca, que esta dieta las tiene súper bien, y que critica mi manera de comer o mis hábitos cuando los suyos son peores, me siento gorda cuando debo comprar ropa y solo encuentro tallas para chicas delgadas y pequeñas, me siento gorda cuando al quitarme la ropa y quedar en mi vestido de baño veo las miradas de otras mujeres muertas de la envidia por que yo si tengo personalidad para hacerlo y quienes con miradas censurantes tratan de intimidarme para que no lo haga, algunas veces me pregunto si dejaré de sentirme gorda algún día, llevo muchos años sintiéndome así y estoy cansada .
--Este es un escrito para los gorditos del mundo, para que luchemos por el respeto, especialmente a los niños con obesidad, para que trabajemos por que se creen políticas de estado, donde se forme conciencia de la alimentación saludable, si deseas hacer algún comentario escríbeme a ladiscapacidad@gmail.com


Ya han pasado casi dos años desde que me realicé el by pass gástrico, baje más de 40 kilos, actualmente peso más o menos 65 kilos, eso me hace sentirme muy bien, mejor de salud, obviamente mucho más feliz con la ropa que uso con como me veo, pero aún sigo sintiendo que apesar de que el by pass parece ser la solución a nuestro problema hay mucho que hacer en cuanto al respeto al otro, muchos obesos no tienen el dinero, ni la salud para operarse, y van a tener que vivir con su obesidad, mi proceso del by pass no fue facil ni aun es facil, ahora mi grave problema es decidir que comer, muchas cosas me caen mal y encontrar comidas sanas y ricas no es facil, hoy estoy esperando un bebé tengo 4 meses y mucha ilusión de ser mamá, muchos temores de que mi by pass afecte el bebé y muchos cuidados al respecto, sigo luchando por que nos respetemos, por respetar a los demás por no olvidar lo mal que me sentia con la critica constante, te invito a que si vives en esta condición no permitas que te falten al respeto, sin violencia pero con determinación has valer tus derechos, derecho a un buen trato. digno.

si deseas leer más sobre mi historia con la obesidad entra aqui

María del Pilar Pinzón Rueda