Arte y discapacidad





Pensar en el arte como una herramienta para la discapacidad, se me presentaba hace unos años atrás, como una opción descabellada a la hora de tener que ayudar a una persona discapacitada. Sin embargo, hoy luego de ocho años de haber incorporado a la pintura y a la literatura como actividades cotidianas de mi vida, puedo asegurarles que no sólo es una opción válida sino además una decisión acertada para contener a una persona que ha sufrido una discapacidad, mientras se adapta a su nueva condición de vida.
En mi caso particular, se trató exactamente de eso. Me refugié en el arte como si el mismo hubiese sido una sala de espera confortable. Allí rodeado de todo lo que siempre amé, aguardé con paciencia a que transcurriera mi período de adaptación y capacitación para finalmente reinsertarme laboralmente en la sociedad.
Paradojicamente, hoy me refugio allí para escapar por algunas horas del stress de la vida cotidiana, pero eso es tema para otro artículo.
Una de las características más valiosas de esta terapia, es la gran cantidad de variables que la misma posee. En mi caso yo elegí la pintura a la cual luego le sumé la literatura, pero existe una amplia gama de disciplinas (que van desde la escultura hasta la música) donde los interesados pueden optar según gusto o capacidad.
Recuerdo cuando allá por 1998 escuché hablar por primera vez sobre pintura para ciegos. Yo en ese tiempo suponía que jamás iba a tener la posibilidad de estar nuevamente en contacto con los colores y las formas, y cuando una amiga me comentó acerca de un lugar donde le enseñaban a pintar cuadros a los ciegos, me pregunté cómo sería la técnica utilizada para lograrlo. Me imaginaba una tecnología muy avanzada al servicio de la discapacidad, donde se mezclara una serie de nuevos conocimientos de última generación al servicio del arte. Mi sorpresa fue enorme cuando una vez dentro de la institución, comprendí que todo iba a ser más simple de lo que yo había imaginado. La tecnología de punta que yo había supuesto necesaria para permitirle a una persona ciega pintar un cuadro, se limitaba a un poco de alambre, papel de diario viejo y algo de pegamento.
En un ambiente desbordante de cariño y alegría, rodeado del perfume de las pinturas acrílicas que luego emplearíamos, el equipo de docentes me enseñó a “dibujar” las formas deseadas con alambre, para luego forrarlas con papel y sellarlas con pegamento. Luego estas formas serían pintadas con acrílico para finalmente poder ser desplegadas sobre la superficie de la tela.
Así, sin siquiera despeinarme, no sólo volvía a estar en contacto con el arte sino que además comencé a dar mis primeros pasos en el tema de los derechos a la inclusión de las personas sin importar su condición física. Esto se debió a que esta técnica posee una característica que a mi parecer acrecienta su valor.
Gracias a su relieve, esta forma de pintura permite ser apreciada no sólo por el sentido de la vista sino además por el tacto. Es decir que estos cuadros no sólo le ofrecen la posibilidad a una persona discapacitada como yo a que vuelva a reunirse con lo que tanto ama, sino que además tienen la hermosa particularidad de poder ser tocados, lo que implica que nadie quede excluido a la hora de disfrutarlos.

Nestor nos invita a conocer su nueva página de contactos y amigos para personas con discapacidad, se llama el club del beso www.besomasbeso.com
y su libro


Acerca del autor:

Néstor De Luca es uno de los editores ciegos de Lázarum.com y dedica gran parte de su tiempo a difundir en instituciones de discapacidad y en la web, algunos de los temas que puedan llegar a ser de utilidad a las personas discapacitadas.

Este artículo puede ser reproducido en su totalidad incluyendo simplemente la información publicada a continuación.

Este artículo pertenece a la serie publicada por el sitio Lázarum.com (http://www.lazarum.com)
Lázarum.com es un Buscador accesible para personas discapacitadas desarrollado para facilitar el acceso a la información publicada sobre este tema en Internet.
Visite:
http://www.lazarum.com
“El Buscador especializado en discapacidad”



Blog sobre discapacidad
http://www.discapacidad1.blogspot.com
Una serie de artículos sobre discapacidad escritos por Néstor De Luca, y publicados con el ánimo de motivar a los visitantes a sumar sus opiniones y comentarios sobre los temas allí tratados.

Nombre del cuadro: Cactuscristus

Descripción: Pintura de 70 centímetros por 1 metro de alto, realizada en acrílicos y técnicas mixtas. Se trata de un cactos verde que está adornado con una corona de alambres de púas y una gota roja que cae por su costado.

Nombre del cuadro: Los peligros del fast-food
Descripción: pintura en acrílicos y técnicas mixtas de 1 metro por 1 metro. Se trata de una piraña amarilla sobre un fondo negro que está a punto de devorar un huevo frito que cuelga de una línea de pescador.

Nombre del cuadro: Perro violeta con moquillo

Descripción: Pintura de 70 centímetros por 1 metro de alto, realizada en acrílicos y técnicas mixtas. Se trata de un perro violeta sobre un fondo amarillo. El perro está apoyado sobre sus patas delanteras y de su cabeza salen despedidas una serie de tuercas y engranajes como si fuera una explosión.