RESEÑA

Desde la antigüedad el hombre ha pretendido alcanzar la perfección de su conocimiento, para conseguir esto se ha preocupado por aprovechar las herramientas y de esta manera tecnificar los saberes prácticos con los que cuenta.
Ahora bien, en esta preocupación el hombre ha tratado de minimizar sus desaciertos en procura de alcanzar su perfección, dicho de otra manera, que una vez haya comprendido su verdadero papel en el mundo que le rodea, se le hace necesario incursionar cada vez más en su interior, es decir, buscar la verdad en su mismísimo ser.
Dicho esto el hombre empieza por reconocer su propio cuerpo descubriendo que existe una parte de este que aún desconoce casi en su totalidad, nos referimos a su cerebro el cual le exige un amplio bagaje cultural para su comprenderlo. Si bien es cierto que científicamente se ha corroborado a través de estudios recientes- uno de estos- avalado por la universidad del rosario en Colombia, el cual arrojó la siguiente información: “El cerebro está compuesto de un número de células nerviosas llamadas neuronas que, según cálculos recientes, puede alcanzar un total de unos cien mil millones. Además, contiene un número mucho mayor de otras células llamadas gliales. Las neuronas son células especializadas en la recepción y transmisión de información. Por lo general son sumamente pequeñas. Unas treinta mil de ellas caben en la cabeza de un alfiler. Cada una de estas neuronas está conectada a cientos o incluso miles de otras neuronas, formando redes extremadamente complejas. De estas conexiones depende nuestra memoria, el habla, el aprendizaje de nuevas habilidades, el pensamiento, los movimientos conscientes y en fin, todo el funcionamiento de nuestra mente”. http://www.saludparati.com/cerebro1.htm.
Ahora bien cuando el hombre tiene este tipo de información, valora lo que tiene es decir, su cerebro y emprende una búsqueda incesante para despertarlo. Es ahí cuando la pedagogía entra en acción y articula en forma transversal junto con la psicología la pregunta formulada por el mismo hombre, ¿cómo aprende nuestro cerebro?- pregunta tomada del libro, las claves para la educación de SARAH-JAYNE BLAKEMORE/ UTA FRITH.
Para afianzar un poco más el acercamiento al tema que nos compete es importante precisar que dicho “RAZONAMIENTO LÓGICO” viene dado por un “continuum” de las funciones de ese órgano llamado cerebro. Ese “continuum” radica en la corteza cerebral a lo que yo he llamado y siempre he defendido con el término de “ORDENADOR CEREBRAL” situado en el CORTEX CEREBRAL. Éste modula las funciones cerebrales Psíquicas y motoras. Regula, incluso, las funciones psíquicas controladas por partículas muy sutiles, como es el caso de las unidades de memoria llamadas “Analfas Pensantes”1 situadas en las Circunvoluciones cerebrales- 1 Ver capítulo XVI de Nación Cósmica, titulado ALGO BRILLA AL OTRO LADO, apartado de las “ESFERAS MENTALES”, pág. 245.



RESUMEN

Como se ha descrito anteriormente y a manera de resumen podemos aproximarnos a la temática en cuestión desde dos grandes dimensiones del ser humano, llamadas INTELIGENCIA Y VOLUNTAD, respectivamente.

Teniendo como pinto de partida que entendemos el concepto de inteligencia, según Wikipedia como: (del latín intellegentĭa) es la capacidad de entender, asimilar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas. El diccionario de la Real Academia Española de la lengua define la inteligencia, entre otras acepciones como la "capacidad para entender o comprender" y como la "capacidad para resolver problemas".1 La inteligencia parece estar ligada a otras funciones mentales como la percepción, o capacidad de recibir información, y la memoria, o capacidad de almacenarla. Ahora bien; con respecto a la voluntad de los seres humanos podemos afirmar lo siguiente según: la misma fuente anterior es la facultad de decidir y ordenar la propia conducta. Propiedad que se expresa de forma consciente en el ser humano para realizar algo con intención. En otras palabras lo que trataremos de dar a entender desde la ponencia es la resultante entre la unión de estas dos en el sistema orgánico del hombre, dicho de otra manera y en términos menos filosóficos, abordaremos la temática desde la situación en la cual el hombre sin darse cuenta realiza la unión entre la inteligencia y la voluntad permitiéndole en milésimas de segundos encontrar el conocimiento para desarrollar y utilizar de mejor manera y con una técnica cada vez más perfecta las herramientas que dispone para aumentar sus niveles de calidad de vida distintamente en el sitio en que se encuentre llámese a estos atrasados o avanzados tecnológicamente.

Otro de los fundamentos para soportar este “ORDENADOR CEREBRAL” esta, sustentado de la siguiente manera, Nos permite realizar un viaje neurocientífico a través de la infancia, la adolescencia y la edad adulta, tener en cuenta las diferentes investigaciones sobre el desarrollo cerebral considerándolas como estudios inspiradores directamente para las políticas educacionales o en la práctica pedagógica de cualquier región, tratar de esclarecer la naturaleza del propio aprendizaje y tener en cuenta la programación genética y la estimulación ambiental, entre otras.
Por otra parte se pretender aterrizar esta propuesta de investigación a través de una estrategia pedagógica que le permita al cerebro “ESTAR DESPIERTO” para afrontar los retos que le exige la vida y prevenir enfermedades propias del cerebro las cuales son causadas en algunas ocasiones por el mismo adormilamiento cerebral. ¿Pero cómo hacerlo en la academia? El diseño investigativo nos permitió crear una ficha de tipo pedagógico que le permite al ser humano mantener despierto el cerebro, este diseño es muy sencillo y busca llevar al aula de clase otra manera didáctica y lúdica de aprender de su propio conocimiento.


LA FORMA MAS FACIL DE APRENDER CONOCIENDOSE A SI MISMO.
FITU, EL ORDENADOR CEREBRAL.

Si empezaremos por recordar todos los intentos que desde el vientre hemos realizado por aprender tanto de nuestro espacio interior como del espacio exterior que después de un ciclo de gestación lograremos divisar, a estos descubrimientos remotos desde nuestra mente los hemos en algunas ocasiones titulado a través de libros tan simbólicos como un viaje al fondo del mar o viaje a la luna, entre otros que nos servirían de ejemplo entre tanta gama literaria que el hombre ha sido capaz de producir desde su intelectualidad.

Ahora bien, nos compete entonces realizar la primera regresión existencial para introducirnos en el fascinante tema de nuestro interior y que encontramos, un mundo algunas veces oscuro y nada amigable para nosotros mismos así que, el hombre se olvida de él y prefiere dejarlo en el anaquel de sus recuerdos siendo esto el resultado de un desconocimiento completo de las capacidades de las cuales fue provisto por un ser omnipotente y poderoso, llamado su creador.

Pero ¿en realidad el hombre se desconoce por completo? A decir verdad y si nos fundamentamos en las teorías científicas y filosóficas antiguas que trataron de demostrar el conocimiento previo del hombres desde la consecución de una ideas innatas- es decir aquellas ideas concebidas por el ser humano desde su fecundación- deberíamos coincidir con que el ser humano no podría desconocerse puesto que desde su formación fecundataria estaría predispuesto a saber¿ quién es? y lo más probable a dar a conocer hacia la luz, -valga la pena en esta instancia tomar como ejemplo el del alumbramiento- los conocimientos que trae establecidos.

Ahora bien, el ser humano consciente o inconscientemente trata por todos los medios de desentrañar gran parte de los secretos del cerebro llevándolo en su afán por interesarse de una manera u otra por conocer en realidad ¿Quién es? Y ¿Qué es capaz de hacer con lo que tiene? Pero en últimas y como su naturaleza humana lo predestina, el ser humano no se contenta sólo con esto a sí que recurre a otros estudios para ampliar ese auto aprendizaje.

Como ha pasado con la naturaleza y la cultura, con mucha frecuencia el ser humano centra su atención en el conocimiento de cómo aprende el cerebro, comprender los mecanismos cerebrales que subyacen al aprendizaje y a la memoria. Sólo comprendiendo cómo el cerebro adquiere y conserva información y destrezas seremos capaces de alcanzar los límites de su capacidad para aprender.

Por otra parte las investigaciones de tipo neurológico y neurocientíficas han arrojado grandes aportes sobre este tema en particular. Cientos de avances tecnológicos recientes han proporcionados a los investigadores herramientas asombrosas para descubrir más y mejores cosas. De todos modos, los investigadores saben desde sus conocimientos hallados, bastantes cosas acerca de cómo aprende el ser humano el cual trataremos de abordar en estos renglones.

En los últimos años han empezado a producirse interacciones entre investigadores y educadores permitiendo entre otras cosas hacer que la neurociencia sea capaz de esclarecer la naturaleza del propio aprendizaje, es decir, cómo el ser humano utiliza un amplio número de células cerebrales cuando se tropieza o simplemente se golpea en una de sus extremidades, pero con certeza no podemos precisar cuántas en un número determinado utiliza pero si podemos precisar el porcentaje de cerebro utilizado, ejemplo de esto es si usted al leer este escrito golpes al tiempo de la lectura su mano derecha contra una mesa o escritorio, al tiempo que controla el equilibrio, la respiración y la temperatura corporal, resulta que en este simple ejercicio para el ser humano se activa casi todo el cerebro, pero esto no debe ser motivo de preocupación alguna por que el cerebro tiene una majestuosa forma de reorganizarse tan rápidamente que se vuelve imperceptible a nuestros sentidos cenestésicos y cenestésicos.

Pero no debemos olvidarnos de la genética en cuanto a que en el ser humano es probable que los genes desempeñen un papel importante en el aprendizaje y en las discapacidades para el aprendizaje, cuestión que empieza a ser investigada no sólo por científicos sino también por psicólogos estudiosos del mundo entero pensar en estas repercusiones educativas en las investigaciones genéticas será una tarea enormemente importante cara al futuro de próximos adelantos científicos en procura de conocer más y mejor el funcionamiento del cerebro dentro del campo del conocimiento.

Quizás sería imposible pasar por alto el funcionamiento del cerebro al hablar del normal desarrollo de un niño, pero cuando nos dedicamos a analizar sus trastornos de desarrollo tales como el trastorno de hiperactividad por déficit de atención (THDA) y la dislexia sería entonces recomendable precisar que nos referimos a trastornos producidos por algún ligero defecto en la programación genética que tiene sus efectos en el desarrollo cerebral. Tal vez estos trastornos tengan orígenes sutiles en el cerebro, pero en todos los casos pueden tener consecuencias de gran alcance en el desarrollo cognitivo del niño, presentándose en forma leve o grave y por lo general para toda su vida.

Ahora bien el cerebro también puede actuar sin darnos cuenta, es decir aprender sin ser conscientes de ello, una de las aportaciones más importantes en el campo de la educación es quizás el descubrimiento de las memorias episódicas, memoria semántica, memoria procedimental y memoria condicionada. Cada una de ellas permite desde su función acceder en el ser humano a la comprensión de su propio aprendizaje prácticamente sin darse cuenta.

Hasta hace relativamente y antes de plasmar esta ponencia creíamos que el cerebro adulto era incapaz de cambiar pero algo impactante en nuestra vida lo cambio todo y cuando nos referimos a todo, es a todo. Precisaremos lo anteriormente mencionado, entre los científicos cerebrales estaba arraigada la idea de que tras muchos años de vida el cerebro estaba provisto del número exacto de células que el en su vida llegaría a utilizar y que la edad adulto representaba una espiral descendente en la pérdida de dichas células cerebrales, seguido con un notable deterioro en el aprendizaje, en la memoria y en la ejecución de sus actividades cotidianas en general.

Sin embargo, y al enfrentarnos a un accidente cerebro vascular de nuestra señora madre (A.C.V.) nuestras observaciones están comenzando aponer de manifiesto que esta idea sobre el cerebro es demasiado pesimista para nuestro interés y caso, porque hemos podido precisar en el caso de nuestra madre y luego de algunas terapias de orden físico y cerebral que el cerebro adulto es flexible, que puede hacer que crezcan células nuevas y establecer nuevas conexiones, al menos para nuestro caso en algunas regiones cerebrales tales como el hipocampo. Aunque es debido precisarles que la información guardada antes del A.C.V. se almacena en una dimensión aún desconocida por nosotros, la información nueva generada después del suceso se guarda cada vez con menos eficiencia, sin que podamos precisar un límite de edad para el aprendizaje.

Es decir, que para nuestras observaciones la plasticidad del cerebro – capacidad de adaptación de este a continuos cambios en circunstancias nuevas- depende fundamentalmente de cuanto se use. Dicho de otra manera se puede corroborar que el cerebro está bien dotado para aprender durante toda la vida y adaptarse al medio y que la rehabilitación educativa de este en la edad adulta es posible desde la consecución de un aprendizaje estructurado y sistémico durante toda la vida.

En conversaciones recientes con una profesional de las ciencias de la salud nos ayudó a llegar a la conclusión que los seres humanos a través de un tipo similar de memoria que recibe el nombre de aprendizaje condicional. El cual tiene lugar cuando aprendemos una acción con el fin de producir una respuesta, es decir; los bebes empiezan a desarrollar aprendizaje condicional desde los tres meses capacidad que les permite asimilar en cuestión de segundos la acción de dar golpes a una figura móvil colgada en su cuna, o que llorar da como resultado que aparezca inmediatamente su mamá o papá. Gracias por sus valiosos aportes extendidos hasta altas hora del siguiente día.

Pero retomando la importancia de los trastornos de desarrollo, tema por el cual importante en el sector de la educación y en la praxis de la psicología, otra excelente profesional nos precisaba con un ejemplo muy didáctico que el problema de los niños cuando hacían un berrinche es de carácter emocional, uuups… también lo cuestionamos de esa manera pero fue tan elocuente su discurso que ameritó esta cortas líneas para agradecer su bondad. Inició por ocuparse del problema desde su raíz biológica en los que, consideramos las ciencias del cerebro han detonado innumerables adelantos, en especial cuando estamos planteándonos problemas que son evidentes en áreas del desarrollo social y emocional. Muchos trastornos cerebrales que afectan sobre todo el conocimiento socio-emocional se reconocen en la dislexia y la discalculia.

Explicaba entonces que pueden haber niños con autismo que no hablan ni una palabra, nunca miran a la cara y generalmente se comportan como si estuvieran solos en el mundo – que para ellos son un mundo de cosas y no de personas- en cambio en el otro extremo, pueden haber niños que nos hablan continuamente , resultándonos difícil entenderlos.

Para entrarnos en la parte meramente educativa abordaremos entonces las diferentes formas de aprendizaje que se evidencian en un aula de clase, por consiguiente evocaremos a la memoria una de las formas conocidas donde el ser humano aprende los patrones de los sonidos como un modo de almacenar información convirtiéndose en el principal medio de transmisión de canales de información de generación en generación.

Entonces la duda que nos asalta es la siguiente ¿se debe aprender de memoria o no?, esta temática la abordaremos comenzando por explicar que no es nuestro deseo el tomar algún tipo de juicio hacia la memoria pues nos parece que esta es muy útil y más cuando tiene significado para el ser humano. El papel entonces de la memorización en la educación –el cual ha sido muy polémico- ha sugerido que aprender de memoria ahoga la creatividad y reduce la individualidad. Además, la memorización resulta fácil para algunos seres humanos por consiguiente no tiene sentido obligar a todas las personas a aprender de memoria el material que preferirían aprender de otra manera. Por otro lado sería absurdo no dar a la gente la oportunidad de utilizar su capacidad de aprender de memoria.

Para sustentar lo anteriormente postulado es necesario observar las siguientes gráficas que nos permiten evidenciar nuestra investigación.

1. Grafico No 1 la medición de la circunferencia de la cabeza en el ser humano equivale a la interpretación de su desarrollo en etapa de crecimiento en talla y medida.

Grafico No 2 partes del cerebro, region cerebral que normalmente responde a los sentidos.

CONCLUSION
Desde el punto de vista científico los seres humanos alcanzaran desarrollos en las funciones cerebrales que les permitirá ir descubriendo en cada uno de ellos las capacidades propias de su especie y género para mejorar sus niveles de vida.

De otra manera tendrá la facilidad de prevenir riesgos en accidentes cerebro vasculares debido a que podrá ejercitar con mayor propiedad ejercicios que le permitan alcanzar óptimos desarrollos cerebrales teniendo como base la gimnasio mental activa y pasiva.

Desde su género podrá reconocerse fácilmente y representar el rol para el cual ha nacido y desde esa perspectiva generar cambios avanzados que tengan que ver con la convivencia armónica entre los miembros de un grupo social determinado.

Podrá reconocer los estímulos sociales en cuanto a cuales son gratificantes e importantes para los sistemas cerebrales implicados en su especie y que a la postre le servirá para evaluar el tipo de recompensas que obtiene por ser parte activa de un grupo social.

Denotará que el frágil equilibrio que persigue de las sustancias químicas cerebrales – la farmacología cerebral- puede influir en el aprendizaje y en su memoria. Por qué reconocerá que hay drogas y fármacos que potencian la memoria directamente; otras sustancias y estimulantes, como la cafeína y el alcohol pueden facilitarlo o debilitarlo.
ANGEL MANUEL RUBIO LEON

MAGISTER EN EDUCACION.

ESPECIALISTA EN: PSICOLOGIA Y RELACIONES INTERPERSONALES.

GERENCIA EDUCATIVA.

LICENCIADO EN FILOSOFIA Y LETRAS.

mail: rubionista@hotmail.com

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

BOGOTA D.C