JACOBO

Mi nombre es Jacobo aunque todos me dicen Yaco. Nací en 1977 en Las Islas Canarias (España), y tengo parálisis cerebral provocada por la falta de oxigeno al nacer.

Mi niñez fue muy buena, me crié con mi tía y abuela materna que lucharon para abrirme las puertas que se me cerraban a mi paso. Gracias a ellas tuve la oportunidad de realizar mis estudios de primaría en el colegio que me correspondía y, por ello, integrarme desde niño superando la barrera que, en aquel tiempo más que ahora, imponía el tener una discapacidad.

No destaqué por ser buen estudiante en esta etapa de mi vida, desconozco los motivos aunque intuyo que se debió a la falta de motivación causada por el escaso interés que mostraba parte del profesorado y el equipo de dirección del centro. Tuve algunas dificultades en varias asignaturas, estos problemas se incrementaban con el paso de los años al ir subiendo el nivel sin tener la preparación necesaria para ello.

En el último año de colegio, después de haber tenido que repetir curso y sentirme cansado de la situación, me di cuenta de que había llegado el momento de tomárselo en serio. Lo que haría ese año me abriría o cerraría muchas puertas en el futuro, y encontré la motivación que necesitaba, logrando así obtener mi titulo de primaría necesario para continuar mis estudios sin obstáculos.

Por aquel entonces ya me atraía el mundo de la informática. Ya había tenido contacto con la programación de ordenadores y sabía que era lo que me gustaba y se me daba bien. Después de valorar las opciones, y mis posibilidades físicas, opte por matricularme en un Instituto de Formación Profesional que ofrecía la rama de Técnico Especialista en Informática de Gestión, pero para poder acceder a ella tenia que obtener antes el titulo de Auxiliar Administrativo que costaba de dos años. Gracias a la motivación que tenía y al apoyo de mis compañeros y profesores, no tuve problemas y mi paso por este Instituto fue cómodo y muy satisfactorio en cuanto a calificaciones se refiere.

Al final obtuve la titulación que deseaba en los años que correspondían, y llegó otro momento clave en mi vida, la búsquedas de un empleo, algo que resulta muy complicado ya de por si, teniendo una discapacidad se complica aún más.

Al acabar los estudios tenía la posibilidad de hacer unas practicas en una empresa. Vi que era una buena oportunidad para demostrar mis capacidades y así lo hice. Elegí hacer dichas prácticas en el Ayuntamiento de mi municipio (municipalidad creo que lo llamáis al otro lado del charco) y tuve la suerte de gustar, ofertándome un puesto de trabajo en el que llevo casi 7 años desarrollando aplicaciones, paginas Web y realizando tareas de administración de redes y sistemas.

En este punto de mi vida me doy cuenta de lo mucho que he logrado y no puedo dejar de sentirme satisfecho por ello. Me siento realizado y útil en el plano profesional, sintiendo que mis años de estudios están dando su frutos ofreciéndome una independencia económica que me hace sentir libre en ese sentido.

Mi trabajo, y algunos proyectos personales como mi pagina Web, llenan gran parte de mi vida, pero como el conformismo no es una de mis características, no evito aspirar a más ya que me siento con fuerzas suficientes para alcanzar nuevas metas. Ya no tanto en el terreno profesional, donde aún tengo camino que recorrer sin duda, pero se camina ya casi por inercia. Pero en el terreno personal me quedan metas que deseo alcanzar algún día.

Les invito a conocer mi web personal http://www.pcyaco.es