Esta es la historia de mi vida

Tengo 30 años, me bautizaron con el nombre de Myrian del Pilar, mi familia está compuesta por mis padres y tres hermanas.
Empezaré por comentarles que nací a los 6 meses y medio de gestación por lo cual estuve en una incubadora por espacio de tres meses; estando allí un día cualquiera me dieron por muerta y me sacaron de la incubadora, dejándome sin oxigeno por un largo rato, al percatarse de que aún respiraba me volvieron a colocar en la incubadora pero por este descuido sufrí Parálisis Cerebral. Al entregarme a mis padres no se les informó del hecho y solo vinieron a percatarse cuando tenía un año. Como pueden imaginar fue una tragedia en la casa, y empezaron mis padres a llevarme a los diferentes médicos especializados, psicólogos, terapeutas, centros de rehabilitación etc. Con el paso de los años y con más de 15 cirugías y caminar con aparatos hasta los 13 años, me fui recuperando poco a poco. Es de tener en cuenta que la ayuda de mis padres ha sido fundamental en el proceso de mi recuperación, ya que nunca desfallecieron y siempre buscaron la mejor asesoría, debido a esto soy una persona casi normal por decirlo de alguna manera..


Curse mi primaria y bachillerato en el Colegio del Rosario de Bogotá, ya que mi madre siempre quiso que estudiara en un Colegio común y corriente y no para niños especiales como le era sugerido por los facultativos. Esto fue de gran ayuda ya que recibí una educación integral. Este estudio siempre fue hecho con la ayuda de mi madre a quien yo le decía sacamos 5 o 10 en fin con quien comparto todos mis triunfos y derrotas. Al terminar el bachillerato, decidí hacer una carrera técnica y escogí Auxiliar de Enfermería, ya que durante mi permanencia en las diferentes clínicas pude observar y sentir la falta de humanidad para tratar a los pacientes, y ha sido mi motivación para que mi desempeño sea totalmente diferente es decir, con amor, bondad y cuidado. Como se pueden dar cuenta mi deseo de superación lo he cumplido, ya que también he complementado mis estudios con capacitaciones en el SENA, seminarios y Talleres a nivel de discapacidad. También vinculándome deportivamente con un curso de Administración Deportiva y participando activamente con la Liga Departamental de Deportes de Boyacá, ya que se me facilitó por encontrarme viviendo por espacio de dos años en Sogamoso, y entre otras cosas para estar siempre vinculada a estas entidades. También les cuento que a nivel deportivo me vinculé en natación y participe en los juegos nacionales en Bucaramanga, en la actualidad vivo en Bogotá nuevamente y estoy vinculada con ASCOPAR..


Físicamente mi condición es buena solo al caminar y como yo digo tengo mi tumbao, es decir no camino normalmente, pero camino. Quiero unirme al clamor de muchos de ustedes para que la sociedad aprenda a tratar y a aceptar al discapacitado, ya que siempre nos estrellamos con la falta de humanidad, solidaridad y con las miradas que le dirigen a uno como bicho raro. En los empleos, nos cierran totalmente las puertas, sin dar opción para que uno demuestre las capacidades que posee.
Hoy en día doy gracias a Dios por haber iluminado a mis padres en esta formación, y por haber permitido que mi parálisis fuera en cierta forma leve, aunque para mi madre quien ora mucho es un milagro. También quiero contarles que hoy en día he tomado la determinación de escoger la vida religiosa, como una opción de vida, y desde ahí poder ayudar aún más a mis semejantes en especial a todos aquellos que sufren dolor.


Bueno para terminar quiero felicitarlos por esta excelente página, ya que es una forma de comunicarnos y a la vez contar nuestras historias y hacer amistades.
Si quieren comunicarse conmigo, pueden hacerlo a mi correo:

mycely7@yahoo.es