Índice del Foro www.ladiscapacidad.com www.ladiscapacidad.com
Este foro busca formar una comunidad interactiva de personas a nivel mundial, no solo con personas con discapacidad con personas que respeten las diferencias y sean tolerantes para evitar susceptibilidades evitemos hablar de religion y política.
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegístreseRegístrese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 

MATONISMO ESCOLAR

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro www.ladiscapacidad.com -> CATÁRSIS
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Pilar
Site Admin


Registrado: 13 Sep 2006
Mensajes: 177
Ubicación: Bucaramanga Colombia

MensajePublicado: Sab Oct 07, 2006 10:15 am    Título del mensaje: MATONISMO ESCOLAR Responder citando

Pongo en su consideracion este articulo, espero sus opiniones

Los 'dulces tiempos escolares' ocultan situaciones tremendas
Daniel Samper Pizano. Columnista de EL TIEMPO.

En los grupos infantiles suele regir una versión azucarada de la ley de la selva, donde el que quiera sobrevivir debe encontrar muy pronto un papel que inspire respeto.
Frenemos a los sicaritos de pantalón corto
Hace poco, algunos antiguos condiscípulos de colegio volvimos a vernos en el entierro de un compañero al que ninguno había estimado.
Lo llamaré Gerardito. Teníamos 8 o 9 años cuando entró a nuestro curso escolar, y, por razones que no sabría definir, cayó mal en el grupo. Desde el primer día lo molestamos, perseguimos y explotamos. Los matones del grupo le asestaban con frecuencia 'cocas' y 'gatos', y los demás nos burlábamos de él o lo despojábamos de sus dulces. Antes de seis meses, sus padres lo retiraron del colegio. Nunca llegó a ser un joven normal y, cuando mayor, se volvió alcohólico y solitario. Murió de un infarto prematuro, y a su entierro acudimos decididos, sobre todo, a sepultar nuestros remordimientos. Sabíamos que nos cabía mucha responsabilidad en esa vida triste y frustrada.

Lamentablemente, son muchos los Gerarditos del mundo. Uno de cada cuatro niños es víctima en España de matonismo escolar. Un estudio del 2001 reveló que casi la mitad de los estudiantes de Estados Unidos sufría algún tipo de acoso violento. Colombia no se queda atrás. Los matones son una minoría, como en la sociedad.

Pero, si los dejan, mandan. Según el experto noruego Dan Olweus, el 10 por ciento de los colegiales matonea, el 75 por ciento calla por temor y el resto son Gerarditos. Los "dulces tiempos escolares" ocultan situaciones tremendas. En los grupos infantiles suele regir una versión azucarada de la ley de la selva, donde el que quiera sobrevivir debe encontrar muy pronto un papel que inspire respeto: el mejor estudiante de la clase, el más deportista, el más chistoso, el que pega más duro, el más generoso... Hay procedimientos habituales en la demarcación infantil de territorios que harían palidecer a Vito Corleone. En 1998, un escolar de Georgia (Estados Unidos) mató a golpes a un compañero suyo. Por si acaso, lo que ven los niños en la televisión no hace más que avalar su conducta.

En algunos episodios, la opresión escolar produce resultados fatales. Dos tercios de los niños gringos que han disparado contra sus compañeritos lo hicieron desesperados por el hostigamiento. Otras veces, el acoso lleva al desenlace opuesto. Hace dos años, un adolescente español de 14 años, Jokin, se suicidó al lanzarse desde la muralla de su pueblo: llevaba años aguantando golpes. Otro de la misma edad, pero canadiense, se tiró de un puente en el 2000. Era un poco afeminado y por ello lo abofeteaban y lo llamaban marica.

La estrategia habitual en los institutos es acudir a un niño más grande que defienda al pequeño: un hermano, un primo, un amigo... Ahora recuerdo que en mi colegio yo regalaba Charmes a Jorge G., el más macho de primaria, para que me defendiera si me atacaba un mayor. Gerardito, sin embargo, no tenía aliados, ni regalaba Charmes a Jorge G. Fue víctima indefensa de todos nosotros. ¿Alcanzó a influir nuestra actitud en su futuro? Seguramente sí. El profe Olweus sostiene que las víctimas de matonismo "tienden a convertirse en adultos depresivos". Como Gerardito.

Ahora, cuando justificadamente se combate el maltrato intrafamiliar, el hostigamiento sexual y el acoso en el trabajo, conviene recordar que una de las formas más cobardes de violencia es el matonismo escolar. Los colegios tienen que imponer códigos mínimos de convivencia y sanciones severas a los sicaritos de pantalón corto, entre otras cosas porque uno de cada cuatro de ellos terminará en la cárcel si no lo corrigen a tiempo. También los padres deben estar atentos. Al celebrar la agresividad de sus hijos fomentan la violencia social en su expresión menos aparente pero quizás más terrible, porque engendra otras. Fue la que arruinó la vida de Gerardito
_________________
HADA AZUL

Un solo rayo de sol puede acabar con millones de sombras
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro www.ladiscapacidad.com -> CATÁRSIS Todas las horas están en GMT
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group