JOHANA ALVARADO SALAS

Hola, mi nombre es Johana Alvarado Salas, soy Costarricense, tengo 27 años.
Nací en una ciudad cercana a la capital, llamada San Ramón de Alajuela, en la cual crecí, junto a mis padres, y 2 hermanas menores de las cuales yo soy la única que tiene discapacidad visual., (retinosis pigmentaria).
Desde mis 6 años estudié música específicamente órgano, crucé la escuela sin mayor dificultad, con apoyo de mi familia y sobretodo de compañeras dentro del aula, que me ayudaban como tutoras. El colegio igualmente fue de muchos éxitos, según creo ya que la integración en todos los sentidos fue muy fluida, y el rendimiento académico fue superior al promedio común.
El inicio de la universidad fue en una carrera que resultó poco inclusiva en ese momento ya que no contaba con ninguna ayuda técnica para desenvolverme independientemente, debido a que por múltiples circunstancias no tomé clases oportunamente de dichas ayudas; Sin embargo, realicé 2 cuatrimestres de administración de negocios, en la universidad latina de Costa Rica, la que ofreció para el siguiente cuatrimestre, la carrera de psicología.
En el mismo momento decidí entrar a la misma, y para eso mi madre decidió ingresar con migo. 5 años después nos graduamos juntas en la licenciatura de psicología clínica, Durante el 2003 realizamos juntas la práctica profesional, en el hospital Carlos Luis Valverde Vega, ubicado en mi ciudad.
Dentro de mi región trabajé durante 3 años en un código de enseñanza especial, en el que realizaba la labor de servicio itinerante para niños con ceguera y baja visión, de las distintas escuelas de san Ramón. Con ellos aprendí más que lo que enseñé, ya que me reafirmaron la necesidad de que alguien te apoye en tu crecimiento como persona con discapacidad.
En mi casa de habitación tengo mi consultorio particular en el que trabajo de forma mas específica con adolescentes y adultos.
He participado en ministerios musicales católicos, en los que me he desempeñado como voz y teclados, alrededor de 5 años.
Para el 2004 en octubre llegó a mi vida un verdadero rallo de luz, llamado Sebastián, el que significó un verdadero reto tanto para mí como para mi familia que siempre me habían protegido. Tomamos la decisión de abordar solos la tarea, su padre y yo, el cual asumió, su rol con mucho amor y dedicación.
Posteriormente, en 2006 inicio mi maestría en psicopedagogía, ya que mi gran meta académica es completar posgrado que me dé las suficientes herramientas para desempeñarme como profesional en la vida. Y en vista de mi amor o pasión por las relaciones interpersonales y sus causas y efectos en la vida del individuo, estoy en éste marzo del 2008 con la vista puesta en finalizar dicho grado para buscar la oportunidad de un Phd.
Mis motivaciones para realizarlo son profundas , y de las mas fuertes es darle el ejemplo a mi hijo que en la vida vasta desear con el corazón , y trabajar con amor para conseguir tus metas del tamaño que sean, sin detenerte a contemplar las circunstancias negativas que parecieran surgir .
En la vida al no darle cabida a lo que pareciera interrumpir mis proyectos personales, procuro caminar mas que con la frente en alto, de pensar en lo que una persona con una familia excepcional, como la que tengo, que si bien es cierto con algunos errores de omisión, me brindaron, acciones que se traducen hoy en día en actitudes de triunfo frente a cualquier situación.
Las experiencias que me marcan actualmente como una mujer, valiosa profesional, y con discapacidad son muchas entre ellas: , el trabajar con algunas empresas como Firestone, INCAE Costa Rica, y la posición clara de personas que creen en el profesionalismo y el valor agregado de la sensibilidad desarrollada al tener una dificultad, como lo cree el Dr. Retana, me abrieron las puertas hacia algo que de repente no creí aplicara en mi vida. Esté mismo efecto, repercutió en el mes de febrero , al participar del seminario De vida independiente en la discapacidad Bucaramanga Colombia, al que viajé sola, , y me terminé de demostrar la facilidad con la que nos enfrentaríamos a la vida las personas con discapacidad visual ( por ser la que vivo), si quienes nos rodean te ven como alguien más que tiene capacidades tanto o más desarrolladas que los demás , y bajo esta concepción colaboran en lo mucho que significa para nosotros ,y el poco esfuerzo que realmente es para ellos, lindarte una mano , o solo responder a una pregunta, e incluso , solo mirarte como un Ser humano con sus mismos derechos.