REHABILITACION Y HUMOR



LA RISA REMEDIO INFALIBLE

Este es el nombre de una de mis secciones favoritas en las revistas de selecciones que tanto me gustaba leer de niña, pero tambien es una gran verdad, que fué puesta a la luz del cine en la película Patch Adams donde nos hacia reflexionar acerca del papel de los profesionales de la salud y cuestionarnos la manera antiseptica que tenemos de tratar a nuestros pacientes y el valor invaluable que tiene la risa en la recuperación no solo del cuerpo sino también del alma, el efecto benéfico del humor era ya conocido en la antigüedad, en el Antiguo Testamento encontramos la frase "un corazón contento es la medicina óptima"

Las investigaciones sobre el humor y la risa en el ámbito de la salud concluyen que la risa tiene efectos favorables sobre la fisiología humana, la comunicación y sobre aspectos psicológicos y espirituales, la risa estimula el sistema nervioso simpático, los aparatos respiratorio y circulatorio, con una buen dosis de risa la persona se relaja, la presión arterial baja, la digestión mejora, la tensión muscular disminuye y el dolor se reduce gracias a la secreción de endorfinas La risa se ha considerado una salida segura y aceptable para emociones reprimidas.

Cuando hablamos de personas con discapacidad podemos darnos cuenta que aprender a reirse de sí mismos y de su situación es una base importante para encontrar una aceptación y propender a una mejor rehabilitación , sin embargo algunas veces el humor mordaz e irónico es usado como herramienta de autoagresión, esto es resultante de un proceso de aceptación doloroso y mal elaborado, no se debe confundir nunca una broma a una burla.

Una actitud positiva frente a la enfermedad y hacia las personas que te cuidan y apoyan te ayudaran a mejorar en tu proceso y te facilitará tu paso por los malos momentos.

Benficios de la Risa minutos de risa es equivalente a 45 minutos de un ejercicio aeróbico

Una hora de angustia equivale a cinco horas de trabajo físico en cuanto a la cantidad de energía consumida.

Las risas verdaderas, explosivas, hacen mover 400 músculos en todo el cuerpo.

Desde que nacemos y hasta los 6 años de edad reímos unas 300 veces al día. Ya de adultos, los muy risueños 100 veces al día y los menos, apenas si llegan a 14, cuando llegan.

La risa con sus movimientos incontrolados mueve los músculos y los estimula de tal forma, que ejercen un masaje sobre los órganos internos, provocando la posterior relajación y su consecuente sensación de goce y de placer.

Desde la relajación y la respiración está íntimamente conectada con el Yoga.

Existen vocales de la risa que movilizan determinados centros energéticos.

Aumenta la oxigenación, los pulmones incrementan el 100% su capacidad y movilizan el aire residual.

Libera endorfinas.

Regula la presión sanguínea.

Incrementa el sistema inmunológico.

Es analgésica, evita la conexión con el dolor, alivia.

El buen humor y la risa favorecen, mientras dura, la capacidad de pensar con flexibilidad y con mayor complejidad, con más amplitud.

Favorece la sexualidad.

Combate el estrés.

Optimiza la productividad.

Favorece los vínculos en las relaciones interpersonales.

Facilita y favorece la creatividad y la expresión, provocando cambios fisiológicos y actitudinales importantes.

¿Hace cuanto que no ries?